El virus del miedo

Cada siglo tiene sus propios temores y cada uno moldea a su manera la sensibilidad colectiva. El miedo se aloja tras sus símbolos, sus discursos e imágenes. Cala hasta el tuétano de su realidad. Manuel Cruz se ha detenido a reflexionar sobre los temores que amenazan el presente. A pensar en la enfermedad y en la soledad del encierro, pero también en aquellas pesadillas que son menos palpables. El miedo al otro, el miedo como reclamo de otros miedos, el miedo a que el miedo mute en rabia. El miedo al miedo.

Este libro es un viaje intelectual y emocional por los últimos meses de la pandemia. En sus páginas, el autor despliega una mirada amplia y cercana que se aleja del catastrofismo de los medios de comunicación. El virus del miedo es un alegato a favor de la filosofía, no como fuente de respuestas absolutas, sino como invitación al pensamiento y a la templanza. La filosofía como un lugar para todos desde el que hacernos preguntas que desactiven la sensación de irrealidad y desconcierto que impone la actualidad.

Al ensayo sobre el miedo, le siguen once conversaciones con escritores, analistas y periodistas cuya edición y revisión corre a cargo de Antonio García Maldonado. Allí Manuel Cruz nos habla de su paso por la política. Del transitar de un Catedrático de Filosofía por el cargo de diputado en el Congreso y de presidente del Senado. En ellas dialogan sobre la nueva y la vieja política. Sobre el equilibrio entre la libertad de pensamiento y la lealtad al partido. Sobre el procés y las posibilidades del federalismo en un país como España.

 

Ebook disponible en Casa del Libro  | Kobo | Kindle

Primera edición: febrero de 2021
Género: ensayo
ISBN: 978-84-17496-47-0
PVP: 16 €
Formato: 14 x 21 cm. | rústica con solapas
Páginas: 200

De pronto, buena parte de las miradas se dirigieron hacia la filosofía. En las primeras se­manas del encierro colectivo, a quienes se dedican a esto se les reiteraba con insistencia desde los medios de comunica­ción una misma pregunta: ¿qué puede decir la filosofía en la actual situación? La pregunta, de apariencia sencilla, en rea­lidad escondía otras dos, una teórica y otra práctica. La primera reflejaba el estupor de quienes no entendían lo que estaba ocurriendo (¿qué nos está pasando?), mientras que la segunda expresaba la perplejidad del que no sabe lo que co­rresponde hacer en esta situación excepcional (¿cómo debo vivir lo que está pasando?).