Sobre «Después de lo trans»

Después de lo trans no es el primer libro que edito en este sello, pero sí es el primero que quise editar. Entonces no sabía que se llamaría Después de lo trans, aunque sí tenía clara una cosa, quizá la única. Quería que lo escribiese Elizabeth Duval. ¿Por qué? Porque pensaba que de entre todas las excusas, hacer un libro es la mejor para empezar una conversación con un escritor al que admiras.

Pero de todo aquello hace ya más de un año y medio. Elizabeth aún no había anunciado su primer libro y yo acaba de llegar a La Caja Books. De hecho, Después de lo trans nació como un humilde encargo editorial. En principio, iba a ser un ensayo ligero, más literario que filosófico; un texto que sirviera de puerta de entrada a la cuestión de lo trans. A la vista está que Elizabeth –con muy buen criterio, por cierto- ignoró en gran medida lo que le propuse.

Solo cuando me pasó un índice aún embrionario me di cuenta de la ambición que movía la escritura de aquel libro.

Después de lo trans iba a seguir siendo un ensayo para todo aquel que quisiera entender lo trans, pero también iba a ser otras muchas cosas. El primer borrador, el hueso duro de lo que es hoy el libro, ya mantenía el pulso literario y la complejidad conceptual y sintáctica que ha acabado teniendo. Me guardo para otro correo la historia de las idas y venidas del manuscrito y el porqué del doble sistema de notas.

Ayer, un seguidor le preguntaba a Elizabeth la razón por la que el subtítulo de la obra pasó de ser «Disputaciones y disquisiciones desde la apatía» a «Sexo y género entre la izquierda y lo identitario». El otro tenía más gancho, creo que decía el comentario. Y llevaba razón, pero según dijo Elizabeth, traía consigo un cinismo que ya no estaba en el texto. El libro que se puede leer hoy es casi dos veces más largo que aquel del primer envío. En ese espacio que separa ambos borradores reside el esfuerzo de la autora por explicar, por acercar ideas y discursos complejos sin renunciar a los matices. En esas veinte o treinta mil palabras de más hay estima por el lector y la búsqueda de un lugar en el que dialogar y encontrarnos.

Lean Después de lo trans porque ha llevado mucho tiempo y trabajo, pero léanlo porque no es solo un ensayo sobre lo trans. Es también una mirada apasionada y lúcida a cuestiones como la convivencia en sociedad, el amor y la justicia.

Raúl E. Asencio.

—————

Después de lo trans

Hasta el coño de lo trans. Así está Elizabeth Duval. Cansada de ser la jovencísima activista antes que la escritora o la filósofa. Está harta y de ese mismo aborrecimiento nace la rabia que mueve este libro, el último de sus esfuerzos para desprenderse del sambenito de lo trans. Pero esto no es una autoficción ni mucho menos un panfleto que pueda repetirse sin digerir. Después de lo trans es un ensayo visceral y ambicioso que acierta en la médula de las guerras culturales e identitarias de nuestro siglo.

La autora planea sobre lo trans para mirarlo desde la ciencia, la sociología, la estética y la filosofía. Busca su significado y detecta sus límites. ¿Qué es? ¿Un colectivo, un adjetivo, un proceso de asimilación o la vía hacia una utopía sin género? Con una crítica implacable y una prosa afiladísima, Duval analiza estas cuestiones y su utilidad para dar cuenta de la realidad diversa e incongruente de lo trans. Elizabeth Duval emprende en estas páginas un tour de force intelectual que atraviesa la socialización de género y la noción de autodeterminación. Que analiza la conflictiva relación entre el transactivismo y el feminismo transexcluyente. Que toma posición entre la izquierda cultural y la izquierda neomaterialista. Que atiende a la representación de lo trans en la ficción a través de Veneno. Que se enfrenta a la obra de Paul B. Preciado y a los constantes intentos de legislación. Y, con todo, elabora una obra que no titubea al ofrecer un horizonte colectivo donde quepan la justicia, el amor y los afectos.

 

 

 

'El virus del miedo' llega a las librerías

marzo 5, 2021

La segunda edición de «Después de lo trans»

marzo 5, 2021

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

3 + trece =