Crónica escrita por mujeres. Las editoras de ‘Criaturas fenomenales’ hablan

Criaturas fenomenales es «un menú degustación para entender la crónica que se está escribiendo a un lado y otro del Atlántico»; así describió este libro Berta Jiménez en la presentación en Zaragoza. La metáfora era afinada porque tras esta antología de jóvenes cronistas hay una búsqueda de escritura gourmet; de textos elaborados y trabajados con los mimbres de la mejor literatura. O quizá porque se ha cocinado con mimo y a durante muchas horas, como los platos más melosos. Tras su elaboración y confección hay varios años de lectura, curiosidad guiada e investigación por parte de María Angulo y Marcela Aguilar.

Después de haber arrancado como el libro de no-ficción más vendido en Aragón, María Angulo lo presentará en Madrid junto a la escritora y autora del prólogo Gabriela Weiner. Será el jueves 23 a las 19h en La Central de Madrid. Como adelanto, hemos preparado esta entrevista a las autoras en la que desgranan algunas de las claves del libro y de la crónica contemporánea.



¿Cómo y cuándo nace el proyecto de lectura e investigación de Criaturas fenomenales?

Ambas comenzamos a trabajar proyectos sobre crónica hace muchos años, Marcela coordinó un libro de entrevistas a cronistas llamado Domadores de historias (esa frase es de Martín Caparrós) que se publicó en Chile en 2010 y María lanzó Crónica y mirada en 2014, aunque ya había realizado otros trabajos previos en colaboración como Periodismo literario: Naturaleza, antecedentes, paradigmas y perspectivas (Fragua, 2010). Recién nos conocimos en 2018, cuando María visitó Chile, y de inmediato nos entusiasmamos con la idea de hacer un libro juntas. Al comienzo iba a ser una selección de ensayos sobre la representación de la mujer en la crónica, pero pronto entendimos que era más urgente visibilizar el esfuerzo y el talento de muchas cronistas de Latinoamérica y España que, por dificultades en la circulación de los textos fuera de los países donde fueron publicados, no han sido suficientemente conocidas y reconocidas. Nos pusimos entonces a la tarea de encontrar al menos una cronista de cada país de habla hispana. Al cabo de un año de búsqueda, reunimos casi un centenar de crónicas que nos parecían valiosas por su mirada, su investigación y su escritura. Como nadie nos iba a publicar un libro tan extenso, asumimos que tendríamos que dejar muchos textos fuera, entonces nos preguntamos qué podría ser más valioso como selección, y decidimos que era destacar a las cronistas más jóvenes, porque para ellas aparecer en esta antología debiera ser un espaldarazo a su trabajo, algo que les permita seguir por este camino tan arduo que es el del periodismo narrativo. Así llegamos a los veinte textos y veintiún autoras que incluimos en el libro.

¿Cuál es la vigencia e importancia de un trabajo como este?

Hemos conversado mucho sobre la pertinencia de hacer una selección solo de mujeres, porque sabemos que no existe una “escritura de mujeres” y entre los muchos rótulos que históricamente han limitado a las escritoras está la idea de que lo femenino implica hablar de las emociones, lo doméstico, lo íntimo. Sin embargo, nos parece que en el ámbito del periodismo narrativo o crónica, como se le llama más ampliamente en Latinoamérica, suelen destacar más autores que autoras, por razones muy diversas (en el caso de ellas, por ejemplo, la dificultad para conciliar el trabajo con la maternidad, la propensión a colaborar en equipos más que a pelear espacios de lucimiento personal). En algún momento de este diálogo leímos un libro de Andrea Kottow y Ana Traverso que se llama Leer y tachar, cuyo prólogo fue muy iluminador para nosotras: hablar de la escritura de mujeres es, dicen ellas, una estrategia de visibilización. Así queremos también que sea leída esta antología.

¿Qué tienen en común todas estas autoras?

Todas nacieron desde 1980 en adelante, lo que implica que han publicado sus crónicas en las primeras décadas de este siglo. Eso explica que sus crónicas dialoguen entre sí aunque ellas no se conozcan, porque son historias surgidas en contextos como el auge de la narcocultura en Centroamérica, el movimiento de las mujeres contra la violencia sexual, el despliegue de las redes sociales y la globalización de los cánones estéticos inalcanzables, entre otros fenómenos. Nos gusta que todas las autoras seleccionadas tienen una mirada de género que se refleja en sus crónicas, no de manera opinante ni prescriptiva, sino al elegir desde dónde contar y a quién mostrar en el relato.

¿En qué punto está o cómo veis el panorama de la crónica en castellano?

Este ejercicio de leer las nuevas crónicas publicadas en estos cinco años nos deja una sensación muy esperanzadora: es impresionante la cantidad de medios digitales que han surgido en Latinoamérica y España donde se publican textos de gran calidad. Sabemos que detrás de esas publicaciones muchas veces hay enormes sacrificios, que son equipos editoriales muy precarios y que, para investigar y escribir estas historias cuentan con su energía, su talento y casi nada más. Esperamos que esta antología sea una forma de dar mayor visibilidad a estas autoras y, de paso, a los medios que las publican, para que lleguen a un público más amplio y puedan, así, fortalecerse y mantenerse como proyectos periodísticos.

 ***

Lucía Lijtmaer ha dicho:  «El libro que necesitábamos para continuar con una reparación histórica a partir de la ferocidad de las palabras. Una antología imprescindible». Y Patricia Almarcegui: «Lo que hacen Angulo y Aguilar estaba por hacer. La compilación de crónicas de mujeres: voces, cuerpos y horizontes nuevos y disidentes. Cómo es posible que no se hubieran recopilado antes. La historia sin ellas solo sería la del poder».

Este texto apareció primero en nuestra newsletter. Cada dos miércoles compartimos entrevistas, fragmentos inéditos o alguna reflexión salida de nuestros libros o sobre el oficio de hacerlos. Si quieres estar al tanto, suscríbete.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 × dos =

Kafka y la confianza en la escritura

marzo 22, 2023

Memeceno llega a las librerías

marzo 22, 2023

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

18 + 11 =