Tecnostalgia

Del filtro retro a la nostalgia en Netflix

Vuelven el vinilo y Super Mario. Vuelven la Polaroid, el pop de sonido ochentero y El Exorcista en remake. La fiebre retro se va adueñando de la tecnología y sus creaciones. Tecnostalgia, lo llaman. ¿Por qué le ponemos un filtro retro a las fotos? ¿Qué ideología subyace en ese gesto en apariencia casual o menor? Jasmin Cormier disecciona la inclinación nostálgica de la fotografía móvil actual. En su ensayo, explica cómo los filtros retro buscan conferir a las imágenes del smartphone la autenticidad y el aura del viejo álbum familiar, y cómo esa apariencia antigua las convierte en diques de contención simbólicos frente al capitalismo desenfrenado y la fiebre tecnológica. En la segunda parte, Mayka Castellano y Melina Meimaridis analizan la instrumentalización de la nostalgia que lleva a cabo Netflix con sus series. Estas dos visiones sobre la nostalgia tecnológica, manifestación de un profundo cambio cultural, coinciden en una misma inquietud: ante un presente asfixiante y un futuro que desasosiega, el pasado se ha convertido en el asidero más seguro. Va de retro.

Prólogo de Alez Zahinos.

Primera edición: mayo de 2018
ISBN: 978-84-17496-03-6
PVP: 13,90 €
Formato: 14 x 21 cm. | rústica con solapas
Páginas: 128

Echo un vistazo a la habitación: un tocadiscos estupendo que me regaló mi novia en mi penúltimo cumpleaños, un póster en blanco y negro de Kurt Cobain dándole una calada a un pitillo y un pequeño muñeco de E. T. Casi todas estas cosas sucedieron antes de que yo fuera consciente: E. T. (1982), la explosión del casete y luego el CD, y el Bleach de Nirvana (1989). Ya sé que la música no tiene fecha de caducidad, pero me pregunto si es honesto colgar un póster de alguien que ya no existía cuando yo aún tenía dientes de leche. Al menos, no estoy solo en esto: Kurt Cobain sigue figurando entre los muertos más rentables en las listas anuales y apuesto a que los ingresos de sus herederos no tienen tanto que ver con los royalties de sus canciones como con la venta de camisetas con su cara. Así es como el capitalismo nos ha vuelto a poner en nuestro sitio, demostrándonos que no hay nada que no nos pueda ofrecer a cambio de un puñado de monedas.

... ...